El valor de los cuidadores ante el aumento de la dependencia

La dependencia es uno de los grandes obstáculos que se encuentran las personas mayores a la hora de disfrutar una buena calidad de vida. Este fenómeno es muy común en la actualidad debido al progresivo envejecimiento de la sociedad.
Según Eroski Consumer, la dependencia puede entenderse como aquella situación en la que la persona presenta limitaciones para actividades básicas de la vida diaria y requiere la ayuda de otros para desenvolverse. Esto representa un verdadero problema para su entorno personal y un reto para las instituciones públicas.
El papel de los cuidadores es fundamental para mejorar la situación de las personas dependientes. Cuidar a una persona mayor puede ser un trabajo que se prolongue durante muchos años. Por tanto, el cuidador debe ser un profesional que conozca los recursos sanitarios, psicológicos y sociales a su alcance para que su labor tenga la mayor calidad posible.
El aumento de las expectativas de vida ha elevado el porcentaje de personas que necesitan ayuda en su día a día. Este dato hace inevitable el incremento del número de cuidadores.
Ayudar a las personas mayores a mejorar su calidad de vida puede ser una excelente forma de encontrar un hueco en el mercado laboral. Además, esta profesión ofrece un servicio que contribuye a la construcción de una sociedad más justa y responsable con las personas mayores.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s